“¡Dios mío! ¡Dios mío! ¿Por qué me has desamparado?” (Salmo 22)

      Comentarios desactivados en “¡Dios mío! ¡Dios mío! ¿Por qué me has desamparado?” (Salmo 22)
compartir

De manera sorprendentemente abarcadora y detallada —bien que valiéndose de un riquísimo lenguaje profético cuyo sentido es sólo discernible por quienes  cuentan con las «arras del Espíritu» , para decirlo en los términos del apóstol Pablo en su carta a los santos de Roma—, el salmo 22 refiere las vicisitudes del Cristo y la gloria que seguiría a estas en la era por venir. En él, en efecto, se traza un itinerario que, partiendo de su insólita humillación entre los hombres, llega hasta su exaltación en medio de sus hermanos y entre las naciones que recibirá como su herencia.


 

 Al director. [1] Sobre la cierva del alba. [2] Cántico de David.

¡Dios mío! ¡Dios mío! ¿Por qué me has desamparado y te estás lejos de mi salvación, de las palabras de mi clamor angustiado? ¡Mi Dios! ¡Te llamo durante el día y no respondes! ¡Y de noche, y no tengo reposo! Pero tú eres santo, uno que se posa sobre las alabanzas de Israel. En ti confiaron nuestros ancestros: confiaron y los libraste. Clamaron a gritos a ti y fueron librados; confiaron en ti y no se avergonzaron…

Pero yo soy un gusano, y no un hombre; una burla de ser humano y un despreciado del pueblo. Todos los que me ven me escarnecen, abren grande su boca y sacuden su cabeza: “¡Encomiéndate a Yahweh! [3] ¡Él lo librará y lo rescatará, ya que en Él se complacía!” [4]

Y es que eres tú quien me extrajo del vientre, quien me hizo estar confiado de los pechos de mi madre. Sobre ti fui echado desde la matriz: ¡tú eres mi Dios desde el vientre de mi madre! ¡No te alejes de mí cuando la angustia esté cercana, cuando no haya quien ayude!

Me rodearon muchos toros, los fuertes de Basán me cercaron. Abrieron su boca sobre mí como un león que despedaza presa y ruge. Fui derramado como agua y se descoyuntaron todos mis huesos. Mi corazón fue como la cera derretida dentro de mis vísceras. Mi fuerza se secó como un tiesto y mi lengua se pegó a mi paladar: me pusiste para el polvo de la muerte. Porque me han rodeado perros, una compañía de malvados me cercó; entramparon [5] mis manos y mis pies. Yo cuento todos mis huesos, mientras ellos me miran y me observan. Se reparten mis despojos y sobre mi ropa echan suerte…

¡Y tú, Yahweh, no te alejes, fortaleza mía! ¡Apresúrate a venir en mi ayuda! ¡Libra de la espada mi vida, del poder del perro lo único que tengo! [6] ¡Sálvame de la boca del león y respóndeme ante los cuernos de los búfalos! ¡Contaré de tu nombre a mis hermanos! En medio de una asamblea te alabaré: “¡Ustedes, los que temen a Yahweh, alábenlo! ¡Ustedes, descendencia de Jacob, dénle gloria! ¡Y queden estupefactos frente a él, ustedes, toda la descendencia de Israel! ¡Ya que no menospreció la aflicción del afligido ni escondió de él su rostro; y cuando este clamó a él, lo escuchó!”

¡De ti procederá mi alabanza en la gran asamblea! ¡Mis votos cumpliré frente a los que te temen! ¡Los afligidos comerán y se saciarán! ¡Alabarán a Yahweh los que lo buscan! ¡Que el corazón de ustedes viva para testimonio! [7] ¡Recordarán y se volverán a Yahweh todos los confines de la tierra! ¡Todas las familias de las naciones harán reverencia delante de ti! ¡Porque de Yahweh es el reino y el gobernante entre las naciones! [8]

Comerán y harán reverencia todos los ricos de la tierra. Delante de ti se inclinarán todos los que descienden al polvo y aquel cuya alma ya no tenía vida. Su descendencia te servirá y será tenida [9] para el Señor por genealogía. [10] Vendrán y contarán de su justicia a un pueblo recién nacido, ya que es él quien habrá hecho esto.

 

Notas

[1] מנצח es otro de los términos oscuros que se encuentra en el libro de los salmos. Lo traduzco «director» en virtud de que esta es una palabra que tanto puede aplicarse al ámbito de la alabanza en el templo como al de la construcción del mismo, tal como se observa en el uso de esta misma raíz נצח en su construcción hitpael en Esdras 3:9).

[2] על־אילת השחר.

[3] גל אל־יהוה. Se trata de un desafío dirigido directamente al enunciante mediante la forma imperativa de la raíz גלל, cuyo sentido es «rodar» o «enrollar(se)». La imagen que propone el uso de esta raíz parece ser la de alguien que, rodando por el suelo, se arrima a un refugio a fin de guarecerse.

[4] Quienes acaban de desafiar al enunciante dirigiéndose a él en forma directa, ahora dicen esto hablando entre sí, dando una razón de sus palabras inmediatamente anteriores. En cuanto a la expresión כי חפץ בו («ya que en él se complacía»), la misma es válida tanto para señalar que el salmista se complacía o decía complacerse en Yahweh como que este se complacía en aquél. En esta traducción, la lectura preferida es la que se corresponde con la primera opción.

[5] כארי. Acaso habría que leer aquí כארו, ya que la tal sería la forma correspondiente a la tercera persona del plural de la raíz כרה.

[6] יחידתי.

[7] יחי לבבכם לעד.

[8] ומשל בגוים.

[9] יספר.

[10] לדור.

Print Friendly, PDF & Email