Etiqueta: juicio de Dios

El juicio comienza por la casa de Dios (adenda)

      Comentarios desactivados en El juicio comienza por la casa de Dios (adenda)

Tal como ocurre con aquello que en el ámbito del derecho se conoce como la doctrina del fruto del árbol envenenado, la fusión del mundo occidental con las Escrituras bajo las formas del imperio romano y de sus sucedáneos, a través de los siglos y a ambos lados del Atlántico, parece haber viciado de raíz su legitimidad a la hora de considerarse un fiel transmisor de las enseñanzas de Jesucristo y el heredero natural del reino de Dios. ¿Qué es lo que en verdad decide sobre este asunto? ¿Y en qué irá a parar el mismo en estos últimos días?

El juicio comienza por la casa de Dios (final)

      Comentarios desactivados en El juicio comienza por la casa de Dios (final)

Las Escrituras hablan de un tiempo en el que todos aquellos que coheredarían el reino de Dios juntamente con el Cristo se verían sometidos a diversas pruebas, a las que el apóstol Pedro compara con un incendio. Hoy, en el final de la era presente y con el reino de Dios ya a las puertas, el fuego del incendio se ha intensificado y lo seguirá haciendo por algún tiempo. ¿Podrán los cristianos que viven apegados al sistema de este mundo y alejados del consejo pleno de la Palabra de Dios salir airosos de la prueba y heredar el reino prometido?

El juicio comienza por la casa de Dios

      Comentarios desactivados en El juicio comienza por la casa de Dios

Por todas partes, tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento, la Palabra de Dios nos da el firme testimonio de que nos encontramos en los últimos días de la era presente, a las puertas mismas del establecimiento del reino de Dios. Sin embargo, quienes hoy se llaman a sí mismos «cristianos» se encuentran a tal punto alienados de la espera real del cumplimiento de las maravillosas promesas de Dios en Jesucristo, que malinterpretan casi toda circunstancia que actualmente los rodea. Ignoran, sobre todo, que este es el tiempo en que el juicio comienza por la casa de Dios.