La carga de Moab (Isaías 15 y 16)

      Comentarios desactivados en La carga de Moab (Isaías 15 y 16)
compartir

Por motivos que nunca han sido satisfactoriamente explicitados, los profetas dedicaron muchos de sus dichos al rol que el pueblo y el país de Moab, ubicado en la ribera oriental del río Jordán, jugarían en el fin de la era, así como también a sus vicisitudes durante los últimos años de la misma. Tal es también el caso de los capítulos quince y dieciséis del libro de Isaías, en los que el profeta expresa el mensaje que Yahweh le encargó acerca de dicha nación. A continuación, presento mi propia traducción anotada del texto hebreo de esta enigmática «carga de Moab».


 

La carga [1] de Moab [2].

Ciertamente, por la noche será devastada, finiquitada, Ar de Moab; ciertamente, por la noche será devastada, finiquitada, Quir de Moab [3]. Subirá a Habayit [4] y a Dibón, los lugares altos, para llorar; aullará Moab a causa de Nebo [5] y de Medeba, con toda cabeza suya rapada y toda barba rasurada: en sus calles se ceñirán de cilicio; en sus terrazas y en sus avenidas, toda ella aullará, postrada por el llanto. Y clamarán a gritos Hesbón y Elealé: ¡hasta Yahaz será escuchada su voz! Por esto, los hombres armados de Moab darán gritos de alarma, se estremecerá el alma de cada cual dentro de sí.

¡Mi corazón clamará por Moab! Su fugitivo [6] huirá hasta Zoar —novilla de tres años [7]—, aunque la subida de Lujit la subirá llorando, ya que en el camino de Horonaim elevarán un clamor de quebranto. Y es que las aguas de Nimrim estarán desoladas, ya que se secará la hierba, el pasto cesará y la verdura ya no será; por esto, las ganancias que hayan amasado y las cosas que hayan atesorado, las llevarán al arroyo de los sauces. Pues el clamor rodeará las fronteras de Moab: aún Egláim aullará, e incluso aullará Beer Elím. Ciertamente las aguas de Dimón se llenarán de sangre, pues pondré en Dimón aún más calamidades —un león— para los de Moab que se hayan librado y para el remanente del país.

Envíen un cordero al gobernante de la tierra, desde Sela hacia el desierto, al monte de la hija de Sión. Y sucederá que como un ave que merodea por haber sido echada del nido, así serán las hijas de Moab en los pasos de Arnón.

¡Congrega un consejo! ¡Obra según justicia! ¡Pon tu sombra a pleno mediodía como si fuese de noche! ¡Oculta a mis desterrados! ¡No entregues al que vaga errante! ¡Habiten contigo mis desterrados, Moab! Sé un escondedero para ellos de delante de uno que devasta, porque llegará a su fin: el opresor, el devastador cesará, el que pisotea se terminará en la tierra. Y será establecido un trono en misericordia, y se sentará sobre él con verdad, en el tabernáculo de David, uno que juzga, que busca el juicio y que apresura la justicia.

Escuchamos el orgullo de Moab: muy altivos son su orgullo, su soberbia y su indignación, pero no así sus falacias… ¡Por esto, aullará Moab por Moab, toda ella! ¡Aullará por los fundamentos ruinosos de Quir-herés! ¡Ustedes gruñirán y serán golpeados por los campos de Hesbón! ¡Y la viña de Sibma languidecerá! ¡Los dueños de naciones atacarán sus sarmientos hasta Jaazer, recorrerán el desierto luego de hacer una incursión sobre sus ramas y pasarán hacia el mar! ¡Por esto, Jaazer y viña de Sibma, lloraré profusamente! ¡Te regarán mis lágrimas, Hesbón y Eléale, pues sobre tus frutos estivales y sobre lo que siegas caerá el grito del enemigo! ¡Se quitará la alegría y el regocijo del campo fértil, y no se cantará en los viñedos ni se darán gritos de triunfo! ¡El pisador no producirá el vino en los viñedos! ¡Yo habré hecho cesar el grito triunfal! ¡Por esto, mis entrañas sonarán como un arpa por Moab y mis partes más recónditas por Quir-herés! ¡Y sucederá que al ver Moab su cansancio sobre los lugares altos, vendrá a orar a su santuario, pero no podrá hacerlo!

Esta es la palabra que habló Yahweh acerca de Moab en aquel entonces. Pero ahora ha hablado Yahweh, diciendo: “En tres años como años de jornalero, será despreciada la honra de Moab entre toda la gran multitud, y su remanente será una insignificancia pequeña y débil.

 

Notas

[1] משא. Aunque podría traducir esta palabra como “sentencia”, “declaración”, “oráculo” o “profecía”, aquí escojo hacerlo en base a su sentido más común, el cual señala algo que es levantado y cargado y que, en caso de tratarse de una declaración de Yahweh, ha de ser entregado.

[2] Moab (מואב), nombre cuyo significado vendría a ser «procedente del padre» es el nombre de uno de los hijos de Lot, el de la nación conformada por su descendencia y el del territorio o país en el que dicha nación vivió, en la ribera oriental del río Jordán. En el Libro de Rut leemos que esta era una moabita y que, luego de casarse con Boaz, un efraimita de Belén, daría a luz a Obed, abuelo del rey David. De hecho, al huir del rey Saúl, quien lo buscaba para matarlo, David fue a Mitspa de Moab para dejar a sus padres al cuidado de su rey “hasta que sepa yo qué es lo que Dios hará conmigo” (ver 1 Samuel 22:1-3).

[3] קיר־מואב. Literalmente «el muro de Moab».

[4] הבית. Literalmente «la casa».

[5] נבו. Nebo es el nombre de una ciudad de Moab que había sido asignada a la tribu de Rubén en el reparto de la tierra cuando los hijos de Israel llegaron a aquella región después de vagar cuarenta años, luego de su salida de Egipto. Es también el nombre del monte desde el que Dios mostró a Moisés la tierra que daría a los israelitas luego de cruzar el Jordán y en el que, de hecho, el propio Dios sepultó a Moisés luego de su muerte. Algunos vinculan su nombre con la raíz hebrea נבא, vinculada con el acto de profetizar. De ahí, tal vez, que en el arameo siríaco ܢܒܘ sea el nombre dado al planeta Mercurio, vinculado a la escritura y a la mensajería de los dioses.

[6] בריחה. Traduzco «su fugitivo» y no «sus fugitivos», tal como suelen hacerlo otras versiones españolas de la Biblia. Lo hago así, primeramente, porque tal es lo que dicta la grafía en el texto hebreo, y en segundo término porque más adelante en el mismo versículo se produce una concordancia de persona, género y número (tercera persona, masculino y singular) entre este sustantivo y la acción de ascenso de la colina de Lujit.

[7] עגלת שלשיה. Literalmente «novilla del tercero». Esta misma expresión se encuentra en Jeremías 48:34, en el contexto de lo que es, también, una profecía acerca de Moab. Por su parte, la traducción inglesa del Targum de Isaías del Rev. Pauli (The Chaldee Paraphrase on the Prophet Isaiah, 1871) le asigna, a la expresión aramea correspondiente, el mismo oscuro significado, aunque lo consigna como un topónimo, a saber, Eglat Tiltum Rabta.

Print Friendly, PDF & Email