Etiqueta: buenas nuevas

¿Quién es Yahweh? (final)

      Comentarios desactivados en ¿Quién es Yahweh? (final)

De principio a fin —desde el Génesis hasta el Apocalipsis—, las Escrituras nos muestran hasta qué punto la vida de toda la humanidad se encuentra ligada a Yahweh, quien ciertamente la ha creado con un propósito sumamente amoroso que constituye la materia misma del evangelio —es decir, de las buenas nuevas— de Jesucristo. Dentro de dichos testimonios textuales se incluyen, ciertamente, los mismísimos cuatro evangelios que dan inicio al Nuevo Testamento y que se han constituido en verdaderos pilares de la vida religiosa en Occidente. ¿Pero será acaso posible comprender el evangelio sin barruntar la verdadera identidad de Yahweh?

“Mi carne es verdadera comida…”

      Comentarios desactivados en “Mi carne es verdadera comida…”

Históricamente, el capítulo seis del evangelio de Juan ha sido uno de los pasajes menos comprendidos —y, por ende, más controversiales— de todas las Escrituras. Tal como ya lo hiciera hace casi dos mil años con los judíos que escucharon los dichos de Jesús de su propia boca, su interpretación viene también dividiendo desde hace siglos a católicos y protestantes en Occidente. En el texto que presento a continuación, Stephen E. Jones, un experimentado e inspirado expositor de las Escrituras, desgrana este controversial pasaje y repone en toda su magnitud el maravilloso sentido que el Espíritu revela sobre el mismo.

Dios, el salvador de todos los hombres

      Comentarios desactivados en Dios, el salvador de todos los hombres

Tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento nos cuentan acerca de un Dios que ha creado los cielos, la tierra y todo lo que en ellos hay y que ha hecho a los seres humanos a su imagen y semejanza. Sin embargo, desde hace siglos, quienes dicen representarlo nos aseguran que Dios destruirá para siempre a una gran mayoría de esta misma humanidad que ha creado y que tan sólo sus escogidos tendrán la dicha de pasar junto a él la eternidad. ¿Cuál es la verdad de todo esto? ¿Acaso ha fallado el propósito que Dios tuvo desde un comienzo?