A propósito de la floración del almendro

      Comentarios desactivados en A propósito de la floración del almendro

Aquí y allí, las Escrituras dan testimonio de que, al momento de transmitir los asuntos que hacen a su plan para el final de la era presente, el espíritu de Dios ha propuesto diversos indicios para señalar los jalones temporales del mismo y los acontecimientos que lo rodean. Tal es el caso del almendro y su floración, de cuya figura el Espíritu se ha valido con especial énfasis a fin de activar, en estos últimos días de la era, el discernimiento de sus siervos y su correspondiente preparación en pos de aquello que su Palabra hará irremisiblemente en la tierra.

“¿Por qué se alborotan las naciones y los pueblos mascullan vacuidad?” (Salmo 2)

      Comentarios desactivados en “¿Por qué se alborotan las naciones y los pueblos mascullan vacuidad?” (Salmo 2)

Considerado desde siempre como una de las más contundentes declaraciones mesiánicas de todas las Escrituras, el salmo 2 trata sobre la absoluta soberanía de Dios sobre los seres humanos y sobre lo irrevocable del procedimiento legal que en su justicia ha dispuesto desde un comienzo para su creación en general y para el orden político de su reino sobre la tierra en particular. Brevemente y con una magnificencia no exenta de humor y aún de ternura frente a la frágil condición humana, el salmo describe los prolegómenos del reinado del Hijo de Dios en el final de la presente era.

El libro de las lamentaciones (capítulo 5)

      Comentarios desactivados en El libro de las lamentaciones (capítulo 5)

Atribuido tradicionalmente al profeta Jeremías y al que habría sido su lamento sobre la antigua Jerusalén —destruida en sus mismos días por el ejército del rey neo-caldeo Nabucodonosor—, el libro de las Lamentaciones parece ser en verdad una elegía profética sobre una ciudad a la que su autor equipara con aquella y cuyas vicisitudes tendrían lugar en los últimos días de la presente era. Debido a la relevancia que esto último asigna al mencionado libro, ofrezco aquí, en cinco entregas sucesivas, mi traducción del texto hebreo del mismo, acompañada, como de costumbre, de las notas que he juzgado pertinentes.

El libro de las lamentaciones (capítulo 4)

      Comentarios desactivados en El libro de las lamentaciones (capítulo 4)

Atribuido tradicionalmente al profeta Jeremías y al que habría sido su lamento sobre la antigua Jerusalén —destruida en sus mismos días por el ejército del rey neo-caldeo Nabucodonosor—, el libro de las Lamentaciones parece ser en verdad una elegía profética sobre una ciudad a la que su autor equipara con aquella y cuyas vicisitudes tendrían lugar en los últimos días de la presente era. Debido a la relevancia que esto último asigna al mencionado libro, ofrezco aquí, en cinco entregas sucesivas, mi traducción del texto hebreo del mismo, acompañada, como de costumbre, de las notas que he juzgado pertinentes.

El libro de las lamentaciones (capítulo 3)

      Comentarios desactivados en El libro de las lamentaciones (capítulo 3)

Atribuido tradicionalmente al profeta Jeremías y al que habría sido su lamento sobre la antigua Jerusalén —destruida en sus mismos días por el ejército del rey neo-caldeo Nabucodonosor—, el libro de las Lamentaciones parece ser en verdad una elegía profética sobre una ciudad a la que su autor equipara con aquella y cuyas vicisitudes tendrían lugar en los últimos días de la presente era. Debido a la relevancia que esto último asigna al mencionado libro, ofrezco aquí, en cinco entregas sucesivas, mi traducción del texto hebreo del mismo, acompañada, como de costumbre, de las notas que he juzgado pertinentes.