La carga de Moab (Isaías 15 y 16)

      Comentarios desactivados en La carga de Moab (Isaías 15 y 16)

Por motivos que nunca han sido satisfactoriamente explicitados, los profetas dedicaron muchos de sus dichos al rol que el pueblo y el país de Moab, ubicado en la ribera oriental del río Jordán, jugarían en el fin de la era, así como también a sus vicisitudes durante los últimos años de la misma. Tal es también el caso de los capítulos quince y dieciséis del libro de Isaías, en los que el profeta expresa el mensaje que Yahweh le encargó acerca de dicha nación. A continuación, presento mi propia traducción anotada del texto hebreo de esta enigmática «carga de Moab».

La carga que fue en el año en que murió el rey Acaz (Isaías 14:28-32)

      Comentarios desactivados en La carga que fue en el año en que murió el rey Acaz (Isaías 14:28-32)

El libro del profeta Isaías registra una breve y enigmática «carga» profética contra Filistea relacionada con los días en que el imperio asirio comenzaría a hacer sentir allí todo su poderío militar en pos de la conquista y el sometimiento de toda la región. La misma menciona a un misterioso ser seráfico, figura que resurge más adelante en otro pasaje del mismo libro. Además de publicar aquí mi traducción del texto hebreo de esta «carga», me he propuesto, al momento de anotarla, brindar algunas claves a propósito de este misterioso ser y su relación con el fin de la era.

La carga del valle de la visión (Isaías 22)

      Comentarios desactivados en La carga del valle de la visión (Isaías 22)

De todas las «cargas» proféticas que se encuentran en el Antiguo Testamento, la que ocupa el capítulo veintidós del libro de Isaías es acaso la más sugerente. La misma está dirigida no tan veladamente a una ciudad que hacia el final de la era presente ejercería una suerte de mayordomía del reino de Dios, simbolizada por la «llave de David» que antiguamente, en los días de los reyes de Judá, era el atributo de quien administraba todo lo atinente al palacio real. Ofrezco aquí mi traducción anotada del texto hebreo de dicha «carga», apelando, como siempre, al discernimiento del lector.

La carga de la palabra de Yahweh acerca de Israel (Zacarías 12-14)

      Comentarios desactivados en La carga de la palabra de Yahweh acerca de Israel (Zacarías 12-14)

Tal como sucede con su predecesora, la segunda y última «carga» profética del libro de Zacarías debe ser sopesada no tanto en relación con los pasajes del evangelio de Juan que glosan partes de su contenido como con el contexto que la misma ofrece al discernimiento del lector. Éste deberá, por lo tanto, sortear la literalidad de los nombres y de las acciones a fin de acceder a una revelación del fin de la era presente y del establecimiento visible del reino de Dios. Tal es el espíritu que me ha inspirado a traducir su texto y a publicarlo aquí.

La carga de la palabra de Yahweh en la región de Hadráj (Zacarías 9-11)

      Comentarios desactivados en La carga de la palabra de Yahweh en la región de Hadráj (Zacarías 9-11)

El evangelio de Juan ha vuelto célebres unas palabras incluidas en una de las dos «cargas» proféticas que se encuentran en el libro del profeta Zacarías al aplicarlas a la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén. Sin embargo, al profundizar en la lectura de los tres capítulos que contienen este misterioso pasaje, se descubre que su convulsionado contexto profético trasciende grandemente al evento reseñado por el evangelista. La presente traducción anotada de dichos capítulos se propone reponer ese contexto con vistas a que el lector atento pueda discernir en el mismo todas las marcas del fin de la presente era.

“Los que devoran a mi pueblo como si comiesen pan no han invocado a Yahweh…” (Salmo 14)

      Comentarios desactivados en “Los que devoran a mi pueblo como si comiesen pan no han invocado a Yahweh…” (Salmo 14)

El trasfondo profético del salmo 14 es el de un tiempo en el que el pueblo de Dios se encontraría diezmado por el enemigo. Su autor traza en él una semblanza de este último y la contrasta con el estado de indefensión en el que Yahweh, en su absoluta soberanía y a manera de dura disciplina, sumiría a su pueblo previamente al fin de la era presente. Es precisamente este contraste que predomina a lo largo del salmo el que augura la salvación del pueblo al final de este proceso, una vez que los propósitos de Yahweh se hubiesen cumplido.

“Si Yahweh no cuida una ciudad, en vano se mantiene alerta el que la vigila…” (Salmo 127)

      Comentarios desactivados en “Si Yahweh no cuida una ciudad, en vano se mantiene alerta el que la vigila…” (Salmo 127)

Los dichos que componen el salmo 127 son de lo más contundente que se encontrará en todas las Escrituras. Su brevedad, en efecto, no sólo no constituye un impedimento a la fuerza con la que se expresa su sentido, sino que, de hecho, no hace más que potenciarla, brindándole toda la seguridad de una afirmación cuya constatación va de suyo. Pero por ello mismo, ¿acaso el mensaje del salmista no se constituiría hoy en una fuente de tormento para quienes, confinados por la publicidad y la propaganda en un universo ficticio, sueñan con “realidades” sólo sustentadas en su propia subjetividad?